EMPRESAS, CRISIS Y EMPLEADOS NEFASTOS

EMPRESAS, CRISIS Y EMPLEADOS NEFASTOS

Corren malos tiempos. Unos sinvergüenzas yanquis de profesión banqueros, o especuladores, o directamente estafadores, a sueldo de grandes corporaciones, vieron la oportunidad de hacerse de oro a base de bonus, stock options y otras lindezas que dejo para don Leopoldo Abadía y sus Ninja.

Digo yo que algún dia, alguien debería hacer un homenaje a don Leopoldo. He aprendido más de economía con su blog en dos días, que en todo el bachillerato y el cou.

A base de conceder hipotecas a quien jamás se las deberían haber concedido, empaquetarlas en extraños productos y venderlas como si fueran palomitas a la puerta del cine, efectivamente se hicieron de oro, pero han hundido el sistema bancario, no solo yanqui sino mundial. Gran crisis, oh! La vuelta al 29!, cielos, el chiringuito hace aguas!, Obama, por tus niñas, ven al rescate!. Maldito Trichet, abarata el dinero! Super Sarko, imponte! ZP despierta y deja de mover tanto la ceja!

Bueno, como el sistema bancario español era (era, esta semana parece que ya no lo es tanto, Ordoñez dixit ) muy fuerte, serio, formal, prudente y etc, a priori España parecía que iba a ser la excepción.

Pero, ay madre, nuestra crisis venía por otro lado. Y no será porque no se veía venir hacía años, con el impresentable Aznar gobernando a modo. El tocho, la especulación, los pisos con precios indecentes, la ligereza con que se ha permitido llenar de ladrillos media España, sin atender a otras fuentes de riqueza, a la productividad, a la competitividad, y a todo aquello que permite a un país fuerte ( no olvidemos que se supone que somos la octava potencia económica del mundo mundial y parte de la Vía Láctea ), competir en el mundo; todo ello ha llevado a que la burbuja creada reventara inopinadamente en paralelo a las puñeteras subprime, y ha escampado toda la mierda -con perdón- que se había acumulado.

Incontables empresas españolas, pequeñas, medianas, están atravesando por situaciones poco menos que críticas. Otras muchas han tenido que simplemente echar el cerrojo. La sinrazón de los bancos, el grifo cerrado, los contratos-usura de banqueros que presumen de ganar miles de millones en 2008, están ahogando a empresarios, pequeños, medianos, grandes y autónomos.
Y llegados a este punto, sin entrar en más disquisición de por qué, por qué no, como, cuando, quién es el culpable, nos encontramos con empresas que atraviesan dificultades, pero cuyo mayor problema son algunos empleados, que se han convertido en un cáncer difícilmente extirpable.

Son aquellos que han creído siempre que la empresa está a su servicio, y no al revés. Que por llevar unos años ahí, tienen derecho a creerse alguien. Son generalmente gente con pocos estudios, cortos de miras, que leen pocos periódicos, que ignoran la realidad, y todo cuanto hacen es malmeter, crear mal ambiente, criticar, criticar, elucubrar, y por supuesto no trabajar, o trabajar con una productividad que en cualquier otro sitio les pondría de patas en la calle.
Son aquellos que llegan y preguntan “¿qué, no cerramos todavía?” “menudo ambiente…” “yo ya lo sabía…”

Son los que amparándose en su antigüedad, y sabedores que costarían mucho dinero a la empresa si los despidiera, se aprovechan para “echar unas horas” en el curro, ocuparse via internet de sus cosas, criticar a destajo, producir lo mínimo (sean de producción, de ventas, de administración), no cansarse y sobre todo, practicar su deporte preferido: el escaqueo.
Tienen increíbles justificaciones para reducir una jornada laboral de 8 horas a 4 sin mayor problema. No aportan valor añadido a la empresa, son una lacra, un lastre que cuesta dinero cada mes. Y pudren a los que a su lado, se esfuerzan en ganar una humilde nómina.
Pero eso sí, su mayor queja es que la empresa no “tira” y este año han tenido el morro de no subir el sueldo, ni siquiera el IPC.

Esta gente es dañina, carcome la moral de los que sí quieren arrimar el hombro, y ayudar a que la empresa salga de la situación.

Son gente que en situación normal casi pasa desapercibida, pero que les cae la careta cuando vienen mal dadas.

Y van de listos, encima. Ignoran lo que es un ERE, si lo supieran, temblarían, no hay indemnización millonaria que valga con un ERE. Solo el dolor de ver que algo se rompe.
Son gente que si la empresa se pudiera quitar de encima, sanearía las cuentas admirablemente.
Hay empresarios que observan estas situaciones con impotencia; no pueden hacer frente a bancos leoninos, y al tiempo usar dinero para indemnizar a tanto parásito pegado a su nuca.
Son gente que ellos solitos se cargarían una empresa casi sin proponérselo. Y en este país, con la que está cayendo, se están destapando muchos de estos vividores de medio pelo.
No sabemos como acabará la famosa crisis. 2010? 2011? No depende mucho de nosotros, más si tenemos un tierno gobierno socialista más preocupado en legislar cara a la galería progre, que en hacer frente a problemas serios.

Pero cuando acabe, estoy seguro que en muchas empresas seguirán escondiéndose estos empleados nefastos, y en por alguna esquina se oirá un comentario de alguien muy inteligente: “…ya decía yo que la empresa saldría adelante, es que soy muy listo. Por cierto ¿hemos cobrado ya?”

Esta entrada fue publicada en bancos, crisis, empleados, trabajo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EMPRESAS, CRISIS Y EMPLEADOS NEFASTOS

  1. Anonymous dijo:

    Jordi, esta molt currat eh?. Un altre dia et prometo que m'ho llegiré tot. Avui estic espessa. Veig que tens temps. I de les eleccions 13-D que?. Actualitat, necesitem actualitat. Jo mateixa estic d'actualitat. No t'ho creus?, doncs si tinc la GRIP i això es estar al dia. Petonets. Esperança.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s