Ministros Catalanes

Cuenta hoy 12 de marzo, Luis Solana, en el diario digital progresista y pro-Psoe EL PLURAL, hábilmente dirigido por mi admirado Enric Sopena, que haría bien Zapatero, aprovechando la crisis de gobierno que se nos avecina, en nombrar más ministros catalanes.

Como a cualquier socialdemócrata de la era de Felipe, respeto a Solana y sus opiniones, siempre bastante más acertadas en el fondo y la forma que la de muchos politicastros que hoy campan por las Españas y las Catalunyas, o cualquier otra comunidad autónona, reino, nación o veguería de la Península Ibérica.

Me pone como ejemplo a José Montilla, y lo tacha poco menos que de excelente ministro de Industria, magnífico gestor, y solo le “afea” su sosería, poco don de gentes, y que dormiría a las ostras; esas carencias las soslaya con su magnífica gestión.

Lo que no dice Solana es que, con los aliados de que dispone, Montilla apenas puede intentar desarrollar su labor como es debido, so pena de caer presa de los eco-pijo-sociatas de Saura, o los tontos de la baba republicano-separatas de Carod/Puigcercós. Es decir, la eficacia de Montilla, para escarnio de los catalanes, está muy por debajo de lo que sería de esperar. Y así nos va. Con el poco dinero de que disponela Generalitat, los advenedizos que perdieron las elecciones, diariamente volviendo loco al rey de la paciencia que demuestra ser don José, el de Iznájar.

Pone también como ejemplo de gestión, a los actuales ministros catalanes, Carme Chacón (oyes, Jose!) en Defensa, y Celestino Corbacho, hombre de a pie, en Trabajo. Elogia Solana a los dos por su poca tendencia a la risa fácil, el populismo, y en cambio que sean hábiles, buenos gestores, buenos ministros en definitiva.

También discrepo un poco. Por definición, un ministerio de Defensa debe estar dirigido por alguien con muchas tablas, que le faltan a la Chacón, por muy “chica lista” que sea. Alguien con los… o el… muy bien puestos. Lo contrario solo lleva a menosprecio por parte de sus subordinados, tengan o no muchas estrellas. Y me da a mí que en el generalato, y la oficialía, si se respeta a Carme, es más por el respeto debido a la superioridad, regla sagrada en la milicia, que por otra cosa. Fíjese el lector en cualquier acto oficial. Las caras de asquito de los uniformados, para mí lo dicen todo. ¿O es que tenemos epidemia de hemorroides arraigada en la soldadesca española?

Y Corbacho? Bonita inocentada le ha gastado ZP al hombre. Ministro flamante en Marzo del 2008, y casi 4 millones de parados un año mas tarde. Eso no hay gestor que, por buen bombero que sea, lo pare. No me gustaría nada, pero nada estar en la piel de Corbacho ahora mismo. Bueno, sí. Tener su sueldo sí, para qué nos vamos a engañar.

Por cierto, son las 19.40 del 12 de Marzo, y Esperanza Aguirre aún no ha dimitido.

Esta entrada fue publicada en catalanes, chacón, corbacho, ministros, paro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s