(Just like) Starting Over…

Ha sido duro, demasiado duro. Un año para olvidar, o mejor, para que quede en los anales de mi vida como uno de los más intensos, desmoralizantes y demoníacos. Un año más viejo cronológicamente, pero la sensación es de haber envejecido diez de golpe. Así de simple.
Me tuve que parar. Inicié este blog con ilusión y ganas de plasmar sensaciones, vivencias y opiniones de cuanto ocurría a mi alrededor. Pero me paré. La triste realidad se imponía. El estrés, nervios desatados e inseguridad podían más. La lucha diaria en una empresa que se hundía, y sin saber que iba a ocurrir; lo peor: sin saber que hacer, más, no pudiendo hacer nada. Todo eso carcomía física y mentalmente. El bloqueo era absoluto.
Destrozar dos empresas punteras, rentables y a pleno rendimiento, en menos de un año y medio, no es tarea fácil. Requiere un esfuerzo considerable y una buena mezcla de Incompetencia, Deslealtad, Incapacidad, y sobre todo, un Equipo Humano muy bien preparado -MBA’s, Esades- capaz de aplicar perfectamente el Principio de Peter, que choca frontalmente con el Principio de Dilbert, el cual en este caso ha sido puesto en evidencia. Y lo han hecho. Casi doscientas personas somos testigos, daños colaterales, claro. El Fogasa está para algo.
Tras el traumático cierre de Inter Ramoneda, por lo que respecta al equipo de internacional, creíamos, así nos lo habían vendido, que nos incorporábamos a una empresa de nivel altísimo. Resuenan entre mis neuronas las palabras de Pradera. “Vais a saber lo que es una empresa…”
Y lo supimos. Vive Dios que lo supimos. Yo, alumno aventajado, lo supe en menos de una semana. Y la sensación de imbecilidad recorría mis entrañas, adueñándose de mi voluntad. ¿Dónde coño me había metido?. A mi jefe vasco -de los de Bilbao, cuidado!-, se la habían metido doblada. A su gente, también. Hoy día ser de Bilbao ya no es garantía de nada, ¿eh, jefe?.
Como buen transitario (dice la sabiduría popular que es Transitario el que no puede ser otra cosa), había pasado por tragos amargos, muy duros, desde que inicé mi “carrera” profesional con 17 tiernos añitos. Pero podría jurar que lo que he pasado con el “cierre-controlado-de-inter-ramoneda-e-incorporación-a-bestin” no se lo deseo más que a una persona -por llamarle de alguna manera-, chileno por más señas. A nadie más.
Mi buen cliente y sin embargo amigo, Miguel A. Martínez, me dijo una tarde de octubre, mientras me oyó al móvil desmoronarme: “Jordi, calma, solo es trabajo…”. Trabajo. ¿Trabajo?. No, mi padre no me enseñó nunca que “eso” es trabajo. En fin.
Tras una brutal batalla contra todo y contra todos, con el único apoyo incondicional de una tal Mañé, de nombre Carmen, el 9 de Noviembre aterricé allí donde pudieron recoger mis despojos, sin bajas, ni una; asombroso. Lo hice. Salvé los muebles. Clientes, producción. El listo de La Caixa puede dormir tranquilo, la hipoteca está -de momento- a salvo.
Y vuelta a empezar. O a seguir. 49 añitos cumple el niño en pocos días. Duro, sí. Es una edad en la que en tiempos remotos, un hombre ya tenía su vida encauzada, y la relativa tranquilidad reinaba, física, mental, sentimental y laboralmente. Debe ser la globalización, o el PSOE y su campeón de las mentiras, Zparo, pero ya no es así. Me siento como si aún quedara todo por hacer. Y el cambo climático, claro, ese es el culpable de todo. A Dios gracias que en Enero, tal como profetizó la encantadora Leire Pajín, se producirá un acontecimiento planetario, merced al cual, un negro yanqui ( o yanqui de color, venga, no se nos ofenda nadie ), y un leonés sin vergüenza salvarán el mundo.
Pero, como digo arriba, soy transitario. “Técnico en comercio exterior”, queda bien, ¿no?. Es decir, por definición soy burro. Mucho. Y seguiré. Mientras pueda, aunque haya envejecido diez años. O veinte, que puestos a exagerar… ni que yo también fuera de Bilbao, y no de Gràcia Divina.
Y retomo mi blog, a ver si ahora hay continuidad. Y que la González-Sinde no me lo cierre. Juro que no distriburié material con copyright prohibido; que los sociatas están que se salen. Amén
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a (Just like) Starting Over…

  1. David C. dijo:

    Jordi, me das envidia, siempre quise tener un blog y tu veo que tienes ya uno en marcha…La vida a veces nos pone a prueba y la tuya ha sido bastante dura, eso quema a cualquiera. Ahora se que volveras a estabilizarte y, como dijo tu jefe, solo es trabajo. Aunque lo dificil es asimilar esa frase y saber mirar con perspectiva lo que es realmente importante y lo que erroneamnete le damos la importancia absoluta.Una abraçada amic!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s