Desplome del PSC, pero…

Nos levantamos con la enésima encuesta de Noxa en La Vanguardia de hoy. Y me despierto de golpe, tras la noche de insomnio. No parece ni de lejos que CIU vaya a conseguir mayoría absoluta; mayoría, que a mi modo de ver, sería más que deseable, para que alguien con sentido común cogiera escoba, mocho y cubo, y pudiera hacer una limpieza a fondo de este País de Las Trimaravillas; y trabajar duro y con paso firme en una recuperación, primero económica, luego social, que más que nunca ya no es necesaria, sino imprescindible. Te laudamus Tripi-2.

Con 61 escaños, CIU necesitaría, sí o sí, el apoyo de ERC, o del PP. Ni por pienso imagino una gran coalición con los súbditos del Gran Trilero de León. Los catalanes, por higiene, hemos de enviarlos a las cavernas por años. Y que aprovechen esos años para buscarse a sí mismos. Como ya ha quedado demostrado, muchos catalanes parecen clones de Mr. Bean mezclado con Frank Spencer (N’hi ha que neixen estrellats, recordáis?), y parece que por la izquierda (?) ICV mantiene sus tontivotos sostenibles a 80 km/h. Y su sueño de poder tri-partito.

Llegados a este punto, no deja de ser lógico, que pese a su acerado anti-catalanismo visceral y enfermizo, los de doña Alicia Sánchez hasta ganen un escaño. Más me preocupa que los hooligans de C’s, R.Cat, Solidaritat, PxC -y no se si queda algún bestia por ahí-, pudieran entrar en el Parlament. Tener al niño pijo diciendo tonterías ha sido hasta divertido. Pero ahora toca ponerse serio, y estas formaciones serían más un estorbo que otra cosa.

Aparte de hacer una campaña muy seria, que preveo a muerte por mor de la gran capacidad destructora del poderoso aparato socialista, CIU debe empezar a pensar en el País, con mayúscula, e ir marcando líneas. Si debe pactar, la decisión será de las más difíciles que ha tomado la coalición en sus años de vida. Catalunya se juega mucho, demasiado. El PSC ha sido el factótum de un hundimiento anunciado. Y a CIU le va a tocar el agrio esfuerzo de arreglar los destrozos. ¿Solos?. Ojalá. ¿Pactos?. Como dijo aquel, Dios mío guárdame de mis amigos, que de mis enemigos me guardo yo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s