Encuestas: sociovergiendo la cosa.

Enésima encuesta, enésimo domingo desayunando con los quesitos del profesor Santamaría en La Vanguardia. Y sintiendo el miedo, el pánico contenido, la constatación de que este país tiene muy difícil arreglo, así de bárbaros somos.

Gana CIU, dato que sabíamos hace al menos un año. ¿O no?. Pero gana poco, casi, cerca. Necesitará muletas. Como las necesitó Maragall para apartar abruptamente a Mas; como las compró a plazos Montilla para tocar poder, fabricando el artefacto inestable de marras.

Y las encuestas no hablan, chillan a grandes voces. Salvo por una enorme abstención que permitiera al friki Laporta –perdonadme, pero es un friki bien vestido-, entrar en el Parc de la Ciutadella, repiten los de siempre, y aún los niñatos de C’s pueden hasta mejorar resultados. La catalanofobia ya empieza a notarse en casa. Tenemos quinta columna, quien no quiera verlo, es más lerdo que Zapatero.

¿Qué muleta? No le arriendo ganancias a Mas. ERC? Santamaríamadredediosbendito!. Es la economía, estúpidos! Y ERC ha pasado 7 años poniendo frenos de mano a todo. No sirven, no valen, no funcionan, son una rémora insoportable. Son un dolor de vientre. PP? Glabs!. Vídeos porno-fascio-xenófobos al margen, ¿puede tener derecho alguno un partido que ha financiado campañas brutales contra los catalanes? ¿campañas de radio pidiendo boicot a los productos catalanes? ¿Cadenas de televisión cuyo deporte favorito es el insulto constante a un pueblo? ¿gente que odia Catalunya, solo porque la teme? ¿gente que dilapida mi dinero en querellas y recursos ante el TC por cualquier cosa que huela a proteger un idioma, que lo deberían considerar propio, y una riqueza más de este extraño país llamado España?.

La geometría variable de los socialistas se ha mostrado muy inestable. Solo la avaricia desmesurada de los vascos ha permitido, llegados a este punto de la película, que apoyen un gobierno débil, a cambio de fortunas. No creo, en mi ignorancia, que esa geometría variable fuera nada buena para un país diezmado por una crisis soberbia, y no causada precisamente por los Ninja de Lehman Brothers. No veo yo a Mas pactando con Sánchez temas de paro y productividad, al tiempo que negocia con Puigcercós una futura consulta soberanista, o independentista, o mediopensionista.

Catalunya necesita, es cierto, un gobierno fuerte, pero ante todo estable.

Alguien piaba hoy por Twitter. ¿Acaso lo mejor no sería #unacatalunyamillor con #garantiadeprogrés?. La sociovergencia da naúseas a sus futuribles, es lógico. Entendería perfectamente que Mas abomine del monstruo que le bajó las braguitas, dos veces dos. Comprendería que Montilla y sus secuaces huyeran despavoridos, sabedores que ZP está perdidamente enamorado de Mas, aunque lo cornificó a modo en su momento. Sería el fin del PSC tal como lo conocemos.

Pero ¿no se trata de la economía, del paro, de la industria, de rehacer la casa?. Sería un gobierno fuerte de verdad. Tengo mis dudas. Probablemente cuando deposite mi asqueado voto el día 28 en el Col·legi Amadeu Vives, no esté optando por uno de los dos. Pero dudo si Catalunya necesita hoy que unos cuantos restañen heridas, se arremanguen sus camisas de 200 euros la unidad, dejen de lado la trampa infame que les ha puesto Herrera, para ver quién es más humilde y tiene menos; y se pongan a hacer lo que una inmensa mayoría de catalanes les vamos a exigir: que se ganen de una maldita vez su indecente sueldo.

Para nada quiero hooligans descerebrados en el Govern. Ya los hemos sufrido, por la izquierda. No los quiero ahora matando mi país, por la derecha. Ni siquiera los quiero condicionando cada decisión del Govern, que va a tener que tomar muchas y duras. Por un quítame allá ese cine en catalán; por un referéndum absurdo que saben de antemano que perderán.

Y por favor, que nadie más le quite las bragas a nadie. Está feo, salvo en las fiestas eróticas privadas, a puerta cerrada. El pueblo, el catalán harto se lo agradecerá.

Y que no me vengan politicastros altivos, a decirme que la sociovergencia no es posible por razones “ideológicas”. Sus ideologías, señores de los partidos de-toda-la-vida, solo me sirven para gastarme fortunas en Pantoprazol (™).

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Encuestas: sociovergiendo la cosa.

  1. Molt bo, realment molt bo. I el millor és que no et surt del ventre sinó de la raó. Una virtut que molts pocs dels actuals polítics tenen. No hi ha ús de la raó. N’hi ha pocs que facin servir el que des de que van néixer té dins el crani.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s