A vueltas con Egipto

Estamos todos pendientes, a diario (como no estarlo con el alud de medios disparando noticias sin parar), de la situación en Egipto. Mubarak fuera, Mubarak que no se va, manifestaciones, ira mal contenida de sus detractores; Obama & compañía advirtiendo; la vieja y estúpida Europa mirando sin hacer nada (eficaz) para variar.

No se trata de una situación de república-bananera-satrapía-en-manos-de-uno-muy-malo y que ahora los “buenos” se van a cargar. Aquí no hay buenos, no hay salvapatrias. Y nos jugamos mucho, en Occidente.

El panarabismo de Nasser en los 50, y la convulsa situación de la zona caliente dejó como resultado, entre otras lindezas, un Magreb ambiguo, una monarquía dictatorial en Marruecos, un no-oasis en Túnez, un jardín propiedad de un impresentable en Libia, una Argelia rebotada con la Metrópoli francesa y repartiendo “Pied Noirs” por media Europa; y un Egipto, cuna de civilizaciones, en manos de otro dictador del tres al cuarto, que disfrazando de pseudo-democracia todo cuanto hacía, se convirtió en comodín y aliado de Tio Sam y la –repito- estúpida Europa, haciendo de dique de contención del radicalismo musulmán, y armando un difícil y débil equilibrio con Israel, siempre vigilante a la próxima hostia que en nombre de Allah le quieren meter, amparados y consentidos por el buenismo centroizquierdoso progre de pandereta de cualquier país de ignorantes (España, por ejemplo?. Entre otros…).

Si aislamos el motivo básico por el que un pueblo adormecido sale a la calle, que es el Hambre y Penuria, le ponemos delante una delirante demagogia envuelta en religiosidad medieval, y le prometemos algo de pan al que pasa hambre, tenemos un pueblo (ojo, 80 millones), dispuesto a cepillase al sátrapa y besar la mano santa del musulmán dadivoso que viene a salvarnos del tirano. Y ahí tenemos a los Hermanos Musulmanes. Tan buenos ellos. Cazadores de almas. Tan generosos, tan demócratas. Es un oxímoron aplastante unir en la misma frase las palabras musulmán y democracia, pero aún hay muchos “rostros pálidos” que no lo ven. El radicalismo, el fundamentalismo, la lenta pero continua mancha de aceite musulmana se va extendiendo. Mientras, Occidente cavila con delicados equilibrios geoestratégicos y macroeconómicos, que ríete tú de mi declaración de la Renta. AlQaeda atenta y lista para el ataque; la prepotente, multimillonaria y repugnante Arabia Saudita amparando a los “hermanos descarriados”. El Gran Plan. Poco a poco, lentos pero seguros. Túnez ha caído, veremos en que acaba. No defiendo dictaduras neocentistas ni repúblicas bananeras a sueldo de Occidente. Pero me preocupa, mucho, el radicalismo, tenga el color que tenga. Me insultaron en Facebook hace poco por poner en el mismo saco a Hitler y Stalin. Listo que es uno, por opinar donde no debe.

Pero Egipto, ay!. Túnez en realidad no es nada, nada tiene; como mucho podría actuar de puente entre el Magreb y el sur de Europa –España, no olvidemos, la gran potencia económica y militar-. Pero Egipto se encuentra en una zona caliente, estratégica para el control efectivo del crudo, y por cuyo famoso Canal de Suez transita un porcentaje espectacular del comercio mundial.

Hace pocos días, en Twitter, charlaba del tema con buenos seguidores/seguidos, y les plantée la importancia del Canal, y el dinero imposible de calcular que genera a diario. Bueno, sí, es posible calcularlo. Es parte de mi trabajo. Expongo cuatro números rápidos:

1 barco carguero medio, tiene capacidad para 5.000 contenedores.
Cada contenedor paga actualmente una tasa de 50,00 dólares al cruzar el canal, ojo: vaya lleno o vacío.

Multiplicación rápida: 250.000 dólares por buque. ¿Sabemos cuántos buques cruzan A DIARIO el canal?. No menos de 500 cargueros. Ergo, tenemos la bonita suma de 125 millones de dólares. Diarios. Sí, diarios. Es casi lo que yo sería capaz de gastarme en una juerga porno con las bellinas de Berlusconi, en efecto.

Dos más dos cuatro?. Pues no, cinco. Porque al tráfico diario de cargueros, se ha de añadir que Egipto tiene grifos de gas, que (ayer ya fue atacado uno afectando al suministro de Israel) pueden crear inmensos problemas. Y es vía de paso de crudo.

Hermanos Musulmanes?. Por cierto, me asombra la capacidad de las mentes pensantes españolas que traducen expresiones de otros idiomas. No son los Hermanos Musulmanes. Son la Hermandad Musulmana, suena más tétrico si cabe. Bueno, da igual, hermanos o hermandad:  sectas radicales que harán lo indecible para tomar el poder, engañando de nuevo al papá Obama de turno, y mofándose de la –estúpida– Europa de nuevo. Y otro pedazo de terreno conquistado para la causa de Allah, a mayor gloria de Mahoma, y gozo del tío Laden, que no olvidemos, es hijo (de puta)  de una de las familias más ricas y poderosas del reino de Al-Saud.

Si Occidente no pone freno a lo que está ocurriendo, si cabe por la fuerza; si esto no se encauza adecuadamente, podemos estar ante el inicio de un gravísimo problema para el mundo civilizado tal como lo conocemos. Egipto no es un desierto ignoto y lejano como Afghanistán. Egipto puede suponer, a medio plazo, un problema más grave que las excursiones cachondas que montaron Hussein en Kuwait, y papá Bush echándolo; y el nefasto picnic que Bush Jr lió en Irak, de mano de su coleguitas Blair y Ansar. Para lo que había que hacer, Israel lo habría hecho mucho más rápido, fácil y limpio. Llamadme exagerado.

De momento hoy sábado el crudo ha alcanzado cotas del 2008. Quienes marcan sus precios, parecen clientes de Media Markt, por aquello del “yo no soy tonto”, y esperan el mínimo movimiento para tirar de aumentos.

Mientras, en casa tenemos al de la Zeja, orondo porque tita Angela le ha dicho que ha hecho y está haciendo bien los deberes. Cosas veredes, amigo Sancho, escribió Cervantes.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A vueltas con Egipto

  1. Molt bon article. has descrit una realitat que alguns lliure pensadors dels noste País i del veí no volen veure. Són feliços creient el que la premsa escriu, a sou dels que manen. I tot és per no alarmar. I no ens alarmarem fins que ens trobem davant un atra 11M. Llavors encara hi haurà veus que diran que són quatre radicals sense cervell. Fins i tot he estat comentant el tema, via Twitter, amb algú que comparava aquesta situació amb Catalunya i Espanya. Certament no hi ha pitjor cec que el que no vol veure i pitjor nacionalista que s’empassa tot allò que li posen pel davant. L’Hermandad Musulmana farà la seva i actuarà quan ho cregui convenient. Els EEUU actuaran, de forma directa o via Israel per tal de defensar els interessos del gran capital però perquè no deixem de consumir combustible ni gas ni electricitat. Comptem que Israel ja ho va fer en una guerra de 6 dies i ara poden tornar-ho a fer encara que siguin 7. El recomanaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s