Desolación

La cifra se dice pronto. 600.000 catalanes en paro. Casi 5 millones de españoles. Europa avistando la salida del túnel, el perverso Trichet ya va pensando en subir los tipos, China se sale. USA vuelve a sus “cabòries” musulmanas, mientras lenta pero firmemente abandona la crisis.

Aquí no, aquí cada día nos desayunamos con cifras que nos ahogan sin solución de continuidad. Y comemos y cenamos con abyectos políticos que solo saben decir sandeces, firmes en su convicción de que los hispanos somos idiotas diplomados. Frases como éstas hacen que mi esofagitis alcance cotas que preocupan a mi especialista en aparato digestivo:

“Este mes veremos mejorar de verdad las cifras del paro”. Zapatero, hablando el 9 de Marzo. Si en febrero subió 60.000 ¿quién le ha dicho que en Marzo bajará?. ¿Qué datos tiene el mayor manipulador de la historia?

“Para el ahorro energético, se han de hacer las cosas como Dios manda”. Rajoy, criticando –como no!- los 110 / hora, última ocurrencia del de León. Y se queda tan ancho. ¿Dios? Definitivamente este tío me cae mal, muy mal. No solo la cohorte de neo-franquistas, que le jalean desde la prensa neocon hablada y escrita. Es un perfecto inútil.

Mejorar cifras de paro? Hay una huelga magnífica de AENA anunciada en fechas clave para el turismo. No será de extrañar que con las pésimas previsiones de ocupación hotelera, a causa de ello (en UK ya están como siempre alertando de los peligros de Spain), exista muy poca contratación temporal. Una, sino la mayor, de las más importantes industrias de España, de nuevo entre la espada y la pared. No seré yo quien niegue a nadie el derecho a huelga, un derecho que por cierto yo jamás he tenido. Pero la desfachatez y falta de vergüenza de los sindicatos en este país es de juzgado de guardia. Lo suyo es joder, así de simple. AENA es más decente que los archifamosos controladores; ya ha avisado, ha montado un estupendo calendario que bien podríamos titular “Los días que os daremos por donde amargan los pepinos, cretinos”. No ayudan para nada estas huelgas, por razón que tengan, que lo dudo. Si privatizar AENA, ni que sea parcialmente, pone en pie de guerra a los subvencionados chupasangre sindicalistas, ¿qué ocurrirá cuando Rajoy alcance la Moncloa, y se venda hasta el ministerio del interior?. Realmente, los presuntos defensores de los trabajadores, no parecen estar muy al caso de lo que realmente ocurre en este país, ni por supuesto les preocupan lo más mínimo los parados, solo los que, con carnet sindical en la boca, tienen un trabajo fijo, y sus liberados a sueldo de mi triste nómina. El debate es grande, sale a diario, pero el trabajador anónimo como yo, se está hartando de tanta sabandija con conciencia de clase. De su clase.

La suspirada Reforma Laboral iba a crear empleo como el Hada Morgana. Un ejemplo simple de creación de empleo: Yamaha y Derbi se largan, por motivos exclusivamente empresariales, a Italia. De un plumazo; y merced a la reforma laboral, los 60 días pactados por Honda hace un año en su ERE, por arte de birlibirloque se transformarán en 20, a lo sumo 30, en estas dos empresas. Gracias efusivas a todos.

La inacción y falta de propuestas veraces de la derecha pepera es alarmante. Se ven llevados en volandas por los errores de Zapatero a la Itaca de Moncloa, desde donde creen que volverán a campar por sus respetos, cual Aznar salido de madre posando sus reales en ranchos lejanos. Están dormidos, alelados. No tienen más ideología que la protección a toda costa de sus muchos presuntos delincuentes, capitaneados por Camps. Se las prometen felices. Ignoran en su necedad, que la realidad se les echará encima; como lo ha hecho con el Mesías Bien Hallado de Artur Mas, el hombre que nos debía devolver a los catalanes el orgullo de serlo. Y que lo más que puede hacer es negociar a la baja acuerdos macroeconómicos con un Madrid avieso que nos odia. Desolación y realidad. Y mientras, nos toca escuchar reproches por los recortes, a los que desde la izquierda tripartita malgastaron toneladas de millones durante siete malditos años, “tot fent política d’esquerres i progressista”. Lo mismo le va a ocurrir a Rajoy en apenas un año. La realidad de un país al borde del abismo. Y entonces, si ahora nos quejamos de recortes, sabremos de verdad lo que es sufrir. Vienen, ya llaman a la puerta, tiempos extremadamente duros para el hispano medio.

No hay varita mágica con la que crear empleo y un poco de riqueza. Y mientras eso siga así, este país va directo a ninguna parte. Ni derecha pepera, ni izquierda buenista tienen la más remota idea de cómo salir del atolladero en que ellos –todos- no han metido. Y no existe ningún partido ni corriente ideológica alternativa que pueda, seriamente, plantarles cara. ¿Rosa Díez? No me hagan reír, por favor. Chapellier no existe, y Rosa no es más que una despechada con ansias del protagonismo que se le negó. No. ¿Aportación catalana al conjunto de la nación?. Sí, claro, seny a raudales, como todos sabemos que puso el efímero PRD, con mi respetado Roca al frente. Sin comentarios. Catalán es igual a Odioso más allá del Ebro.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s