Vuelta a la Miseria. Con mayúscula.

En el Cole.

Colegio Rius y Taulet, Plaza Lesseps Barcelona. Escuela pública, “colegios del Ayuntamiento” les llamaban por entonces. Año 1.969. O 1.970, qué más da.

El rubito esperaba en el patio de la entrada a que abrieran puertas. Era ya invierno barcelonés, fresco y húmedo, muy húmedo, como siempre. En el guirigay de chavales, el rubito se fijó que un compañero iba con zapatillas. Felpa, aquellas horribles pero confortables zapatillas de toda la vida, de estar por casa. Bueno, bonito, barato. Las 3B de siempre. El rubito aún recuerda la zapatería de la Calle Bailén.

Eh! No llevas zapatos? O ‘bambas’? –preguntó curioso. El rubito era Sagitario, preguntón, chafardero, metepatas. Mil años después lo hicieron auditor de sistemas de calidad, por pesado.

Noooo… me pongo zapatillas. Como hace frío mi madre me dice que así llevo los pies calientes.

Ah…     -el rubito pensó qué buena idea. El rubito era de los que se entusiasmaban con todo lo nuevo.

Llegando a casa corrió a sus padres. ¿Sabéis qué?.  No quiero ir al cole con zapatos, con zapatillas se está más calentito!!.

Su padre, paciente, sabio, enorme hombre todo bondad, le dijo: “Mira, rubito, tu compañero va con zapatillas porque seguramente sus padres no tienen para comprarle zapatos. Deberías estar contento que los tuyos, al menos zapatos sí pueden comprarte. No lo olvides”.

El rubito, contrariado al principio, pensó después. Qué pena. No puede llevar zapatos. Como en realidad era poco listo, pero sí inteligente, concluyó que algo así debía ocurrirle a otro compañero, de cuyo nombre aún se acuerda, pero no lo dirá. Ese otro compañero presumía de ir al cole con DOS gruesos sueters sobre su camiseta de manga larga, sin abrigo. Con lo que le molestaba al rubito el abrigo, a la hora de jugar a fútbol en la Plaza Lesseps. Envidiaba al compañero que NO llevaba abrigo, sino DOS sueters, lana, tipo “Shetland”. De toda la vida, también, con coderas que tapaban las consecuencias del paso de un sueter por manos de un niño.

Miseria. Penalidades. Casi hambre. La España, la Barcelona en blanco y negro, que por aquellos años pugnaba por sacudirse una dictadura ya demasiado larga. Y ver salir el Sol. Faltaban unos pocos años aún. Años después, el rubito advirtió que aquellas escenas se habían grabado a fuego en su cabecita infantil, pre adolescente. Agradecía el enorme cambio que había experimentado su país, y el país colonizador que hablaba sólo en español.

En Casa.

La madre entró hecha una furia. Era habitual. La típica ama de casa, semi analfabeta pero lista, larga, lagarta; criticona con todo y con todos. Defensora a muerte de “los suyos”.

Pues me he encontrado con la gallega en la carnicería!

“La gallega” era una vecina, del ático. Familia de gallegos emigrados. Matrimonio con dos hijos, algo mayores que el rubito. Buena gente; el padre, ayudante de cocina en el Ritz, el mismo futuro que un porro a la puerta de la facultad de Filosofía de la UAB. Humildes, como todo el edificio.

Y qué ocurre con la gallega? –el padre del rubito siempre hablaba con voz pausada, impartía quietud siempre. Era grande.

Pues que va la muy zorra, y compra 200 gramos de carne picada, “para los nenes”, dice; y 4 costillitas de cordero, sobre todo con muy poca grasa, “para Miguel”.

Miguel era el padre, el gallego. La madre del rubito solía llamarle “el Marqués”, por las ínfulas que se daba. “Se cree que es el maitre del Ritz”.

Se puede ser más miserable!. Para los nenes, mierda, para el sátrapa del marido, lo mejor.

El rubito oyó la conversación. Años más tarde, cuando el rubito y su mujer iban “al mercado” con su (también rubito, rubísimo) hijo, a comprar la comida, y viendo que ellos compraban siempre lo mejor y más caro para el niño, recordaba aquella lejana, penosa conversación de su antigua casa.

Penuria. Dinero escaso, demasiado escaso. Obreros sin dinero. El ‘procurador’ cada mes llamando a la puerta, para cobrar el misérrimo alquiler, un edifico humilde. Muchos años más tarde, aquel edificio está casi en ruinas, ocupado por un par o tres de los antiguos vecinos. Los gallegos, jubilados hace años, ya desaparecieron. El resto, emigrantes rumanos o magrebíes. El último susto, una plaga de ratones en los bajos. Calle Del Cardener, Gràcia Divina. Barcelona, año 2012.

Hoy.

El rubito se hizo mayor. Su pelo rubio ya ha oscurecido un poco. Se alegra que lo ha heredado su hijo. Veinteañero. Jamás pensó el rubito que reviviría momentos ya olvidados, de su país, de su ciudad. Que la España más negra se adueñaría de su país, una vez más. Que lo que no pudo el dictador asesino, lo ha podido la casta. La casta política, la casta banquera. La ineptitud y voracidad sin límite de iletrados con carnet de partido. A un lado y otro del Ebro, donde el rubito, de niño, recogía casquillos de balas de la guerra civil, acompañando en sus labores de labriego a “lo tío Pepe”.

Al rubito se lo llevan los demonios cuando se oye a sí mismo recomendado a su hijo que se largue del país. Que use sus cuatro idiomas y sus estudios, y escape de la miseria que vuelve. Que busque un futuro que le han robado, a su generación y a la de gente como sus padres,  que creció en la humildad, pero que, sin vivir por encima de sus posibilidades, labró algo mejor que lo que tenían sus padres.

Y el rubito se pone enfermo de ver como le han mentido, robado, estafado, engañado. Cuatro, o cuarenta mil sinvergüenzas. Un tal Francisco Hernando, alias Paco El Pocero sería un buen ejemplo de esa clase de gentuza. Pero hay muchos, muchísimos, demasiados chorizos para la paciencia de un ciudadano, al que le roban a diario y le dicen que es por su bien.

Y el rubito un día creyó que los políticos de su país eran diferentes a los del país colonizador, el que sólo habla un idioma. Se equivocó, una vez más. La casta habla distintos idiomas. Unos huelen a Brummel rancio castizo. Otros, ribereños del Mediterráneo, huelen a Hugo Boss de últimísima generación. Pero todos son la Casta. Colonia, pero no desodorante. Las hienas insaciables que sí viven por encima de sus posibilidades. Mejor dicho, por encima de las posibilidades de los impuestos del rubito. Al rubito se le desata el Barret (hernia de hiato con estudios superiores), cada vez que recuerda que su principal representante (por decir algo) en Madrid, vive a cuerpo de rey en un hotel de 5 estrellas en la Villa y Corte. Y que se ofende cuando un periodista incisivo se lo reprocha. Debemos darle gracias. Encima. “Entre bueyes no hay cornadas” puso Quino en boca de Mafalda. Preclaro.

Penalidades. Miseria. Casi hambre. Ladrones, Lazarillos de la España negra. Buscones con corbata Hermès. Escritores del 27 tirados a la basura. Una nación de naciones esquilmada por nibelungos. Y hoy, en manos de la Carolingia de Enric Juliana. En paralelo, unos ilusos patriotas (muchos de fin de semana), jalean una independencia del colonizador, que saben, mejor que el rubito, no llegará. Nunca. O sí; porque tal vez hoy, mientras el rubito escribe, en Europa han decidido acabar con todo este estado de cosas. El rubito sigue siendo muy escéptico. Pero a lo mejor hay esperanza. Para su hijo; para él ya no la espera.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Debem ser tontets…, els catalans

Tot just arrenca la campanya electoral. Quinze dies de rauxa i xerrameca buida de contingut en boca de titellaires a dreta i esquerra.

Com no podia ser d’altre manera, ens surt de bon matí el C.I.S., i ens confirma el que sabem ja fa temps. Que la gavina blava arrassa pertot, que tornen els hereus del franquisme, transformats en partit democràtic (a la fuerza matan, diuen), a regir els destins d’aquesta península desgraciada, que ni se sap des de quan no ha estat dirigida per algú amb el menys comú dels sentits.

Bé, donant un somer repàs a la trajectòria política, social, i sobre tot económica de Espanya en els darrers quatre anys, a mans d’un inepte incapaç com pocs, no ens hauria d’estranyar als veïns-a-la-força que som els catalans (calla, veïns no, colonitzats i perdonats la vida per el Conde Duque dels pebrots). Encuriosit i volent recordar els temps d’estudiant d’Història, vaig repasar el currículum de l’interfecte, i que ens perdonés la vida amablement és un tota un fita per Catalunya. No era ningú el paio!

Ens juguem no pas els propers quatre anys; ens juguem molt més a Catalunya. La força d’un milió de persones cridant allò de “Som una nació, nosaltres decidim!” no ha semblat suficient, vist el vist des de Juliol de 2010, annus horribilis per Catalunya (i no nomes per haver d’aguantar les comèdies de La Roja). Cal alguna cosa més que sortir al carrer. Cal tenir força i respecte, o necessitat de la nostre col·laboració, allà ón, ens agradi o no, es decideix el 95% del nostre esdevenidor, del nostre dia a dia. A Madrid.

Llegeixes, sents, veus, les estúpides barralles de pati d’escola dels atomitzats independentistes, i arronses el nas. No anem bé, dius, amb aquests xiquets. Avui uns denuncien que altres han muntat una Web demanant l’abstenció, per allò de “jo la tinc més grossa”. No, amics, així no serem independents en generacions, dic generacions!. No se si tota la culpa de tot plegat és de l’infaust Carod-Rovira. Ségur que no. Algun gen maldestre porten aquests nois a dintre.

Cal seriositat, cal fermesa, cal unió, cal donar un cop de puny a taula. Cal que a Espanya d’una maleïda vegada entenguin, sí o sí, que no es pot espoliar a diari a un poble i esperar que col·labori amb la “governabilitat” d’una nació(?) en fallida. Digues-li Pacte Fiscal, digues-li Concert Econòmic, digues-li Llei Antirobatori Català, com et doni la gana.

Cal que canviin moltes coses vers Catalunya. Començant per els socialistes catalans, i el seu immens rostre de ciment. Veure a la Carme Chacón exigint aturar retallades, quan ella ha malbaratat o hipotecat un ministeri del tot prescindible en 27.000 milions, es poc menys que vomitiu.

I, què tenim, al C.I.S.?

El PSC torna a guanyar, malgrat perdre uns quants, no pocs, diputats.
El PP frega el sorpasso amb CIU.
CIU guanya només 3 diputats més.
ICV, els arxifamosos ecopijos d’en Saura, o puja o es queda igual.
ERC, per alguna mena de miracle, es queda igual.

A Catalunya! De debó, els elogis de Cervantes a la amabilitat de la terra catalana, no anaven desencaminats. Qué bons que som amb Espanya. Putes i posant el llit, cornuts i pagant el beure.

Que ens passa?. Tornem a fer del PSC, el gran traidor de Catalunya, la força més votada?. On són el milió de veus del Juliol del 2010?. I el PP creixent com l’escuma. On cau la memòria dels catalans devant els furibunds atacs del PP durant anys i anys?. Ningú no recorda els boicots a la ràdio i els insults a diari?. Ningú recorda la recullida de signatures?. Ningú no recorda el TC?. I la immersió lingüística que pretenen destrossar?. No parlem ja d’economia i espoli. Parlem de dignitat.

Quina dignitat li queda als catalans?. La del famós editorial conjunt?. Cridem, ens queixem, però ho fem dissabte; diumenge anem a votar espanyolitat, de dreta o d’esquerra.

Ens queden 14 dies per que els catalans amb sentit comú s’expressin. Que tinguem sort, que ens cal i molt. Potser ens queda algun, de català amb sentit comú.

Astérix, están locos estos romanos!. No, estimat, són catalans i deuen ser tontets.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Haciendo un Griego. Porno Heleno

¡Cómo nos hemos puesto los europeítos en dos días!. Uno de los herederos de las dos castas griegas dominantes en política, desde ni sabe cuándo, se ha puesto digno, y monta un referéndum heleno. Pretende legitimar a su manera la inmensa bofetada que Europa le pretende dar, a cuenta del desastre que han fabricado durante años. O deslegitimarla, y que nos metan un griego estupendo. ¿A cómo va la docena de Durex?.

Mentiras, una tras otra, para hacer creer a Europa que Grecia era digna de estar en el Euro, el famoso Euro que iba a llevarnos al infinito y más allá.

Engaños, ingeniería contable a modo, tomaduras de pelo mundiales –sí, a todo el mundo, desde USA hasta Zimbabwe-, que todo el mundo creyó, y metió en el mismo saco que Alemania, o Francia, o cualquier país desarrollado, a un país tercermundista, que de lo que fue hace 2000 años solo le queda el triste nombre.

En apenas año y medio nos levantan 280 mil millones de euros en rescate. Se los pulen, no pagan, no tienen ni para nóminas públicas; seguimos tragando, Merkel y su novio Sarkozy hacen el ridículo día sí día también. Ahora les perdonan la mitad, bancos europeos cabreados, capital privado mermado. ¿Para eso no hay referéndum? ¿Quién les ha dicho a la prusiana y al gabachito que yo quiero pagar eso?. Porque lo pagaré yo, a la larga, no los pobrecitos banqueros implicados. ¿O sí?. Venga, por favor.

Cuentan que en Helenia hay más Porsches que nóminas de más de 50.000 euros declaradas. Han huido del simpático país como 300 mil millones en capitales privados en apenas seis meses; buscando, evidentemente, buen cobijo, sabedores que la mentira descomunal estalla. Que la comedia se ha acabado, que la tragedia griega, tal como la concebían los Eurípides o los Esquilos, eran más películas de charlotada española o italiana que otra cosa, comparado con lo que se les ha caído encima. Lo que “se han tirado encima”, en connivencia con Goldman Sachs y otros mal llamados tiburones financieros, con su gurú Soros al frente. ¿Tiburones? Hijos de siete mil putas, más bien. Belcebú se asustará cuando esta tropa le vaya a hacer compañía. Pedirá la cuenta a Dios Padre.

Papandreu, que como buen socialista es inepto, pero de tonto no tiene un pelo, se monta un circo para guarecer su culo. La pregunta, sea cual sea el léxico empleado será: “¿Cómo queréis morir, helenos, enterrados en la falta de euros, o sepultados bajo la falta de dracmas?”. Ah, se siente. Hemos esquilmado un país como nos ha parecido, ahora nos ahogan nuestros acreedores. Trick or Treat, Merkel dixit. Y lógicamente quiero que firméis voluntariamente vuestra pena de muerte, a mí que no me pidan responsabilidades. Ni a mí, ni al gobierno anterior, de derechas de toda la vida, los de la otra casta, que pusieron los cimientos del desastre que hemos montado entre todos los griegos. ¿Todos?. No, hombre, igual que en España, no todos. Solamente los capitalistas salvajes jaleados por lo peor que ha parido el mundo en años: políticos, de toda jaez, de todo tipo, de toda ideología conocida. Todos con el mismo horizonte: el poder; nada más.

Cuentan los ultra centristas hispanos, muy patriotas ellos, que Grecia en modo alguno se puede comparar a España. Que si somos la potencia 10ª, ellos son la 52ª. Lo cuentan a las 23.00. A las 07.00 te desayunas con sus editoriales, donde, masacrando al gobierno para variar, braman que España va camino de ser la próxima Grecia. ¿Qué bebéis, ultra centristas de medio pelo?.

Cuentan los sociotontos que todo esto es un contubernio del Capital. Que además de austeridad, aquí hace falta reactivación, que si España no crece, Alemania no vende. Y si no hubiera meretrices, no habría maridos salidillos… Que un referéndum a la griega no procede. Pero ¿no sois los más demócratas del universo, socialistas hispanos?. ¿Qué miedo os da que un empobrecido pueblo heleno se pronuncie, y tal vez deje en evidencia la enorme cagada que ha demostrado ser la Europa Unida?. ¿Unida en qué?. ¿Bajo el manto del Euro?. Unión monetaria pero no fiscal. Ya. Mismos precios para salarios con diferenciales de hasta el 30%.

Mucha demagogia se le echa en cara ahora a Papandreu. Comparto. Pero la misma demagogia, el mismo engaño es pretender que un país pobre como España pretendiera dárselas de lo que jamás ha sido. Somos unos fantasmas como no hay. Y engaño a raudales es lo que un (des)gobierno lleva metiéndome a la griega durante 4 años. Y engaño es lo que me está preparando el gobierno en ciernes, el que los españoles ingenuos elegirán en apenas 18 días.

¿Qué enorme problemas habría si Grecia dice NO, y deja Europa, el euro?. Bancos aparte, que ya estaría bien que por una vez sufran no solamente los de siempre. ¿Tan grave sería?. Hoy decían que Grecia representa apenas el 2% del PIB de la zona euro. Ah, ¿eso no podría ser soportado por la gran Europa, la Carolingia que nos (des)gobierna?. A ver esta vez el tito Obama va a tener razón, y será que somos más raros que un perro verde, más lentos que un caracol reumático.

Como ciudadano de pie, nada experto en economía, no tengo solución plausible a todo este fregado que (nos) han montado. Solo me sigue quedando la enorme capacidad de asombro ante lo que parece un pozo sin fondo; ante un Titanic que se hunde, y su capitán, sus capitanes, van buscando culpables y tapando vías de agua con plastilina; en vez de coordinar un abordaje ordenado de las lanchas para apartarse del barquito cuanto antes mejor.

Lo más divertido: el griego pretende montar la fiesta a primeros de diciembre. Estamos a primeros de noviembre. ¿Qué va a pasar este mes que queda?. Atentos a sus pantallas, que la peli prono griega no ha hecho más que empezar. Ah, sí! En España hay elecciones, y todo será maravilloso, y seremos felices, como nos ha prometido Feliciano Rajoy.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Transfusión de sangre

La sensación de vómito es grande. Como cuando la mezcla de brebajes etílicos era excesiva, y no tenías otra que perderte en un retrete maloliente de cualquier infecta tasca portuaria, y debías dejar rienda suelta a tu maltrecho estómago. Y salías de allí maldiciendo tu juventud desbocada, y tu afición al alcohol barato, pero reconfortado de haber sobrevivido.

Hay gente, gentuza, gentecilla, que son como el alcohol barato y letal. Su simple presencia a menos de cien metros ya genera pústulas ulcerantes. Se disfrazan de corderitos. Tienen la rara habilidad de venderse como ángeles celestiales, no han roto un plato en su vida. Pero, auditor como eres, rascas un poco, solo un poco, y sale la hiel, la pus, la sangre pútrida que corre por sus venas, y que, en extraña reacción bioquímica, se transforma en pensamientos en su (enano) cerebro, y en lenguaje que asustaría a Pérez Reverte, que avergonzaría a Cela. Angeles no, son el Anticristo hecho madre e hijo. Y eso que tú eres agnóstico.

Llevas su sangre, por ley de la naturaleza, aunque sabes que no eres como ellos, y eso les corroe su (enorme, deforme) cuerpo. Eres un cerdo traidor de “la familia”. Te adulan, pero odian todo aquello que tiene que ver contigo. No estás en el círculo vicioso, huiste de Mordor hace 30 años, te aborrecen, a ti y a lo que te rodea, a lo que te ha rodeado siempre. Porque lo tienes sin que ellos hayan dado su plácet. Te saltaste su nihil obstat, su hipocresía, la que tanto abominan en los demás. Aunque siempre te lamen el culo cuando les interesa, con la vana, estúpida, inane esperanza, de que un día volverás al redil, a Mordor, al Lado Oscuro. Tú ibas de espíritu libre, ellos son la encarnación terrenal de Luzbel, el ángel caído, que se transmuta en bella hetaira, en sirena promiscua mintiendo a Ulises. No te fías, marcas distancias, los has sufrido durante años; pero llevas su sangre, algo bueno debía quedar. No queda, todo es hedor. Lo habías pensado, pero constatarlo es penoso; a veces tener razón duele.

Pasan los años, la putrefacción hace su trabajo, la vida corre sin parar; un zulo inhumano les cobija, un anciano desvalido a sueldo del estado les paga las facturas. Lo mantienen como pueden, es la hucha de la que viven, y lo proclaman sin vergüenza. Harán lo indecible por mantener el estado de las cosas. Dictan doctrina, reparten certificados de Bondad y Maldad; se han quedado solos, ni siquiera tú eres nadie, son sordos, ciegos. Pero no mudos, eso es un problema. Una cara enorme que se transforma en un rictus que asusta cuando tratas de hablar. Unas manos huesudas que agitan el aire y golpean tu hombro mientras vomitan su mierda en tu cuello. El anciano mira, no ve, no entiende. Tú, por quincuagésima vez en muchos años, tratas de razonar, que escuchen. Pretendes poner la pica en Flandes, pero chaval, estás al mando de la Armada Invencible. No eres un Almogavar. No hay caso. Luzbel es ciego, sordo, imbécil de nacimiento, tonto de operar, ignorante como cualquier politicastro español. Y homosexual, mucho. No salió del armario nunca, no lo hará. El que no folla, jode. Ni él, ni ella, Bernarda Alba, la Matriarca que imparte doctrina y decide quién es acreedor de su merced. Tú no lo eres, naciste en mal día. Dicen que llovía, debía ser Judas el Sicario aliviándose de las cervezas.

Nunca has esquivado una batalla; y has perdido unas cuantas. Pero hoy tienes claro que la guerra la ganarás. Cruyff lo dijo un día, habiendo perdido por 6 a 2 en Zaragoza: “vamos a ganar la liga”. Ganaron de calle. Hace años. Hoy tú has perdido, la apuesta era fuerte, querías rehacer una anomalía. Luzbel y Bernarda Alba la han empeorado, han agrandado la herida; pero has salido sabiendo que se ha acabado. Ahora todos jugaremos con las mismas cartas. No mercy. No habrá sangre compartida que te engañe. El tiempo juega a tu favor. La vida es tozuda, y se lleva a la gente. No tardará Azrael en hacer su trabajo por la triste calle de tu pueblo, donde habitan. Y ese día todo habrá acabado; la hucha se habrá roto. El anciano hará un corte de mangas soberbio. El auxilio social será la última oportunidad, si lo hay. Soledad, miseria, física y mental; no habrá nadie con la misma sangre al lado. Tú no estarás, te han echado; tu teléfono podrá sonar hasta agotarse, no habrá respuesta. Quid pro Quo.

No mereció la pena, no lo sabías; no la merece ahora. Lo tienes claro. Hay gente que solo genera desprecio, aunque lleve tu sangre. Te entran ganas de escribir y hablarles diciendo todo lo que llevas dentro. Lo merecen, pero no vale la pena ensuciar una pantalla con estiércol. Lo olvidarás, lo meterás en un rincón remoto de tu disco duro, como tantas veces has hecho, pasarás por encima y seguirás tu camino. Sin ellos, con sangre trasplantada. Sabiendo que no eres tú la anomalía, la anomalía son ellos, Luzbel y Bernarda Alba. Se pudrirán en el infierno, Belcebú sufrirá su indeseable presencia por toda la eternidad, y se quejará a San Pedro por endosarle semejantes huéspedes. Y el anciano, haciendo una pausa en su partida de ajedrez, que le estará ganando a Capablanca, sonreirá.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Hablamos de política? Sin acritud…

Leo y escucho informaciones, noticias, a cual más penosa, como penoso es el país donde me tocó nacer. Y claro, como cada dos por tres, me sale la vena anti pepera que llevo dentro (y muy fuera). Largo improperios contra González Pons, Rajoy, el PP en general; desde Twitter, poderosa arma de ‘infoxicación’ masiva, y lo reboto a Facebook, poderoso juguete de tonterías variadas.

Un buen amigo, a quien respeto profundamente en sus convicciones, su cultura, su preparación, sus ideas y sobre todo su enorme talla humana, me espeta algo así como “…y con el PSOE estamos mejor…?”. Y a otra invectiva mía me dice “Debemos quedar y hablar de política, Jordi… sin acritud”.

Acritud. Buena palabra para definir un poco los sentimientos cruzados de un catalanito con estelada, españolito con DNI, harto de muchas cosas.

Reflexionas un poco y llegas a la conclusión, fácil por otro lado: José L. R. Zapatero… la máxima demostración empírica de la estupidez e incompetencia hecha ser humano. El mandatario español más nefasto y que más daño ha hecho a su país desde el malvado Fernando VII (al que los cachondos hispanos de la época llamaron “El Deseado”. Listos que eran nuestros ancestros, así les iba).

Y te paseas por la caterva de asesores, ministrillos, correveidiles y demás especímenes raros que lo han jaleado durante 7 largos años; y también concluyes: queda demostrado que Dios, Yahvé, Manitú y Shiva comentieron graves errores de concepto, de ingeniería, de proyecto y de fabricación, cuando, aburridos en sus poltronas celestiales, decidieron fabricar algo llamado Hombre para echar unas horas. Alá no intervino, estaba muy ocupado pariendo mártires para la Yihad.

Giras la mirada a tu tierra, la que llevas muy dentro. Y no hace falta reflexión para advertir el páramo lamentable en que han convertido mi Catalunya, los más necios, irresponsables, malandrines, ladrones, sanguijuelas pseudo-progresistas, aunados en un artefacto llamado el Tripartit. Con la bandera de la (no)independencia por delante, el buenismo alelado, y la incapacidad absoluta para dirigir una (región? país? comunidad autónoma? –táchese lo que no proceda.), por haber simplemente vivido en los mundos de Yupi toda la vida, sin saber lo que es la empresa privada, el esfuerzo personal y colectivo, el trabajo duro, la gestión honrada y eficiente. Bachilleres ignaros a sueldo (varios) de mis impuestos. Advenedizos con carnet de partido. Conocidos y saludados  del sindicato a cuerpo de rey; todos rendidos a los encantos del Gran Embaucador, el Campeón de los Mentirosos, el Manipulador Cósmico, el de León, el cual jugó con ellos a modo, articulando un desastre al que llamó la España Plural, otros, como el maestro Juliana, sencillamente le llaman Celtiberia Show.

Todo tiene un fin. Hasta Zapatero, parecía imposible. Y el Tripartit. Albricias, Dios aprieta pero no ahoga, y demás frases hechas. A cada cerdo le llega su San Martín, y a Zapatero su #20N; curiosa fecha, Primo de Rivera, El Comandantín… ahora él. Designios de la Diosa Gea deben ser.

¿Y? Todo será maravilloso. En España entera… como lo es en Catalunya desde el 28 de noviembre del 2010, cuando nos pulimos al Bachiller y sus pitufos, aunque somos buenos y en vez de meterlos entre rejas, les regalamos pensiones indecentes de por vida. ( modo demagogia desatada ON, lo sé! ).

No. Todo es mucho más crudo. La derecha catalana, sin mayoría aplastante que usar, tuvo que hacerse cargo del páramo, y empezar a pactar como loca,  amb il·lusió. Pero la cabra tira al monte. Y nos toca pagar a los mortales la fiesta desmesurada. Hospitales, colegios, jardines de infancia, farmacia, servicios básicos para gente con necesidad. Cáritas está que no cabe un alma más, como en los mejores años 50. Nada –poco- de tocar los incontables sueldos públicos, sólo los de los trabajadores de la cosa, ellos sí. Nada de cerrar ‘embajadas’ y cambiarlas por delegados comerciales a sueldo normal de empresa que quiere exportar. Nada de molestar a las grandes fortunas con estúpidos impuestitos que sobran. Nada de perturbar el tortuoso camino de bancos y cajas catalanas, que pobrecitos ven bajar sus beneficios anuales en porcentajes que ya querría mi gerente, y pasan de por ejemplo ganar 6000 millones a ganar “solamente” 4900. Qué penita dan ¿no?.

Nada de dejar de perder el tiempo en debates identitarios e independentistas cuando no tocan. Eso me cuesta a mí mucho dinero que no tenemos. ¿Queremos independencia? Mi padre siempre me dijo: “Quan guanyis calers faràs el que voldràs”. Sabio. Grande. Sencillo. Trabajador. 80 añazos cumplió el 28 de septiembre. Lo adoro. Primero, lo principal. Después, ya hablaremos, ya declararemos, ya haremos. Pero no, embolica que fa fort.

Y la acritud va subiendo. Admito que en las Españas, cada vez que abren la boca, fomentan y alimentan ese debate, esas ganas locas que cada vez más tenemosde largarnos quemando rueda. Habla Julio Ariza y nacen 100 “separatistas”. Un crack, el tipo. Cuando creo que ya nada vale la pena, pongo Intereconomía 10 minutos y se me pasan todas las dudas. Bálsamo milagroso. Y lamento que en Europa haya una derecha, con dificultades, pero civilizada, no la que tenemos por aquí.

¿Que qué tenemos por aquí, digo?. Un tipo plano, planísimo, con un discurso del no a todo durante años y años, un gallego auténtico en medio de la escalera. Que ve como sin esfuerzo alguno, le ponen en bandeja el timón de un país atribulado, medio roto, enfrentado como nunca, arruinado, sin presencia real y efectiva en el mundo. Dejado de la mano de Dios, por el que dice que el mejor trabajo es el de supervisor de nubes. Sí, el mismo que, pagado por mí, nos contaba que la Tierra solo pertenece al viento. Poeta el chaval. Los de la cosecha del 60 somos auténticos, poca broma.

Una derecha que, vengativa y sectaria, justamente lo que reprochan a los otros, va a asolar (más) el estado del bienestar que nos ha costado decenios conseguir, con el esfuerzo de millones de españolitos, que no de sus políticos. Tenemos a Dolores (de) Cospedal ya mostrando las verdaderas intenciones. Aquí no cobra nadie, pero me subo el sueldo y el de la peña. Monto un chiringuito televisivo a mi servicio, como mi coleguita Esperanza la Chulapona, Orujo Party puro. Recibirán, recibiremos, los de siempre. ¿Algo va a cambiar?. Hombre, mire usted, algo les admito: ellos, a base de pelotazos, y apoyo a la clase empresarial, son hasta capaces de crear empleo y cerrar esa herida enorme que los otros han dejado. Pero veremos. De momento vemos que poca cosa cambia, solo el discurso anodino. Donde unos clamaban “solidaridad” los otros braman “eficiencia”. Donde unos repartían talante otros pondrán cojones, como ya hicieran con el Plan Hidrológico Nacional. Qué frágil es la memoria. Si sólo hubieran sido los hilillos de plastilina. Un sinvivir neocon nos espera.

Seguirán privatizando la sanidad, como ya pretende Aguirre. ¿Devolverán el IVA al 16%?. No. ¿Se recuperarán derechos perdidos a manos de Zapatero?. Ni hablar. Eso sí, seguirán lanzando a la España más negra contra los catalanes, como han hecho hasta la saciedad, hasta conseguir que unos siniestros leguleyos destrocen un Estatut catalán, por ejemplo, que previamente había sido pasado por el cepillo demoledor de otro sinvergüenza hispano de apellido Guerra, de segundo apellido Rostro.

Del tema idioma catalán, mejor no hablamos. Ni uno de los dobermans que ladran a diario se ha dado una vuelta por Barcelona, y no ha visto cual es el auténtico poder del catalán en Catalunya. Deploro las multas perpetradas por el Tripartito, y deploraré que CIU las mantenga, pero de eso a berrear que nos estamos cargando el castellano en Catalunya… Babosos españoleitors, no son otra cosa. Sale mi Presidente, sí, mi Presidente aunque no le votara, y dice una verdad como el Templo de Jerusalén: en Andalucía y Galicia hay niños que hablan el castellano peor que los niños catalanes. Y ya salen los perritos a mear. Le dicen de todo, le montan un hashtag en Twitter, y lo ponen a parir. Mas no faltó a nadie, solamente constató algo real. Como en la Catalunya profunda, donde hay gente, como fuera mi abuela de Gandesa, cuyo español era para hacer desmayar a Cervantes. Se le llama idiosincrasia. Pero los perritos ladradores le llaman prepotencia, chulería catalanista, y demás sandeces. Y ahí tienes: 100 “separatistas” más. Con Justo Molinero a la cabeza, sin duda.

No cejarán en su empeño para que ese espectáculo sangriento y bochornoso de las corridas, sea declarado bien de interés cultural, y devuelto a Catalunya (olvidarán de nuevo que en Canarias hace años que están prohibidas, pero Canarias no es Catalunya ¿cierto?). Muy productivo, vive Dios.

Asolarán RTVE empezando por Ana Pastor, para poblarla de estómagos derechistas agradecidos, que jalearán los ‘logros’ del gallego, aunque no los haya. ¿O nadie recuerda ya el famoso “Ce-Ce-O-O” y otras miles de lindezas del infausto Urdaci?

Aplicarán la misma máxima que mi derecha catalana: TODO es culpa de los anteriores. Al Govern catalán sólo le queda acusar al Tripartito de los índices Ibex. Pues que ZP prepare tapones para los oídos. Será horrible. Sus tínitus y acúfenos serán motivo de investigación científica.

Cuando los 5 millones de parados sean 5,5 durante el 2012 ¿a quién acusarán? ¿A Goldman Sachs?. Eso sí, seguirán por supuesto entrando ilegales por todas partes. Sus salarios de miseria y en negro favorecen a empresarios de derechas sin escrúpulos; no combatirán el fraude fiscal. La mayor parte lo cometen “los suyos”. Y entre bueyes, no hay cornadas ¿verdad Mafalda?.

Y así hasta la saciedad, te matan a izquierda, te masacran a derecha. Tú, con tu cara de tonto, vas generando hiel. La acritud que crece.

¿Hablamos de política? ¿Sin acritud?. Shalom, Alfredo!

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Examen de consciencia, dolor dels pecats

M’agrada veure com cada dia van sortint veus de gent de ERC, vertint opinions, idees, reflexions sobre la ben propera “cimera” que será el 26è Congrès Nacional. Haurà d’èsser un congrès per la catarsi, per la necessaria renovació, després d’anys de baralles internes, disputes, desencontres i postures maximalistes de gent amb un tarannà massa personalista; allò de “treure pit” devant els altres. Com diuen els mesetaris? “Quítate tú pá meterme yo”.

Set anys de partit de govern, però fent-se oposició a si mateixos des d’el govern, donen per unes quantes sessions de psiquiatra. Com a ciutadà anònim, sempre vaig pensar que en el primer Tripartit ERC es va equivocar, de bona fe, però equivocar. En el segon, no hi havia error possible. Sabien bé el que havia passat durant tres anys, i quines greus errades va cometre Carod-Rovira, i darrera ell, tota la munió de càrrecs electes, gent a ben segur honrada, però que pensó que van ser enduts pendent avall en un terrabastall imparable. Borratxera de poder? Somnis d’independentistes que no es prenien seriosament el que realment significa tasca de govern? Gent que ignorava o es feien els sords devant el que passava més enllà de l’Ebre ? L’altre banda de l’Ebre. Agradi o no als independentistes, ara com ara, és enllà on es dicta l’esdevenidor català, el nostre dia a dia, i el futur immediat. Els tètric jacobins que ens han destrossat l’Estatut que va negar ERC. Gran aposta. Jugar a Don Tancredo se li escau molt a Rajoy, però no és tolerable en polítics catalans que tenen com a punt de mira la llibertat, la sobirania, l’autodeterminació, l’Estat Català com a realitat futura. La República Catalana!. No es pot ser tant ximple.

El partit més important del país, per tradició, per haver estat la corretja de transmissió de grans patriotes com Macià o Companys, o tants d’altres, no pot fer el ridícul permanentment. Com vaig llegir a un militant fa un parell de dies “se pot ser partit de govern, i no estar al govern”. Molt d’acord. La dèria per tenir ‘poder’ penso que va encegar a massa gent, els màxims dirigents els primers.

La perfecta estupidesa d’en Carod reunint-se amb ETA, per molt lloable que fos la intenció; deixant en evidencia, no tant sols el Govern, sino la máxima autoritat llavors, el President Maragall.

Les trifulques contínues d’en Puigcercós, volent-se treure de sobre el seu ‘rival’ ; ignorant una crisi brutal que teniem al damunt, defugint responsabilitats de govern (molt més greu, si com a tercer soci tens una gent tant perillosa com els Eco-socialistes), tot per un plat de macarrons, que quan el van rebre, ja estava socarrimat.

Imatges vergonyoses amb indis centre americans, que van donar una imatge penosa, al marge del cost enorme de tals diversions, fregant el frikisme berlusconià.

Les postures de “matxos”, personalismes i egocentrismes, que han donat com a resultat tres partits que es diuen independentistes, escissions d’escissions; personatges com Joan Laporta treient pit i pretenent ocupar l’espai sobiranista. I no perden temps, ja ho veiem dia a dia. I es fan nosa entre ells. No pot ser. Així caminem, amb pas ferm, cap a l’Estat Català?. No senyor.

Resultat: un programa televisiu tant influent (sí, així ho crec) en els ciutadans catalans, com ara és Polònia, s’acarnissava dia sí, dia també, amb aquests manaires irresponsables, i amb un partit que no mereix el que li ha passat, ni la pràcticament nul·la presencia institucional post 28N i 22M. Alguna cosa ha de canviar, i ràpid.

Cal reflexió, cal unitat. Cal idees clares. Cal que “els altres catalanistes”, els de centre dreta, s’ens creguin. No és acceptable que CIU s’hagi de posar de genolls devant els espanyolistes peperos per aprovar uns pressupostos; cal diàleg, cal començar de zero si és precís. Cal redefinir què és, i cap a ón va Esquerra Republicana de Catalunya. Exacte, tres paraules, senzilles i entenedores: Esquerra i República i Catalana.

Molta sort, als que ho han de fer possible. Si podem, hi serem per constatar-ho. I ajudar.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Prenent decissions

Fa messos, abans de les eleccions del 28N, que van donar a Mas la presidència, vaig tenir una xerrada interessant amb un individu de qui respecto molt la opinió. Parlavem del meu (humil) blog, on vaig deixant anar opinions, pensaments, reflexions, i de vegades, massa queixes, sobre tot polítiques. Em deia: “Parles i parles però no et defineixes. no indiques quin serà el teu vot”.

Li argumentava que m’era complicat prendre una decissió. El partit que més a tocar tenia la Generalitat, i que creia que calia per canviar el nefast llegat del tripartit, no és el meu partit. No soc de dretes, no soc cristià demòcrata. Per altra banda, tenia (moltes) queixes sobre ERC, i la pobre, per dir-ho d’una manera suau, trajectòria com a partit de govern; especialment menyspreava la estúpida forma de fer i els fets del famós Carod-Rovira, don “José Luis, aquí y en la China, señora”.

Em va esperonar l’amic al final de la xerrada, etzivant-me una de forta: “Pensa en qui ets, d’ón vens. I actua en conseqüencia”.

Així ho vaig fer. Bo i sabent que era un vot perdedor, vaig emetre un “vot valent”, de “gent valenta”. El resultat de les eleccions és prou conegut. Avui, un partit que ha escombrat a les eleccions, nacionals i municipals, és en mans de la extrema dreta espanyola i espanyolista, a tots dos cantons de la Plaça Sant Jaume. La demolidora pre-campanya, de més d’un any, amb el lema “preparats pel canvi” o “canvi positiu”. El “somriure”. La “il·lusió” d’un govern sobiranista. La arxi-famosa xarxa “Cativistes”. La “Casa Gran” del catalanisme polític. Tot això ha esclatat al caure de quatre grapes damunt la realitat de l’estat al qual pertanyem, ens agradi o no (NO ens agrada). Zapatero va trigar un parell d’anyets en treure’s la màscara de Bambi i mostrar-nos la cara veritable d’un tril·ler sense programa, sense idees, sense eines per tirar endevant un país complicat com és espanya, on convergim diverses realitats nacionals. Doncs, ves per ón, CIU ha trigat poc menys de sis mesos en fer el mateix. Sobirania? Independència? Concert? País? Paraules que ara semblen molt i molt buides de contingut.

Crisi econòmica. Cada país té les seves pròpies mancances. El nostre parteix amb un gravíssim desavantatge: 22.000 milions (!) d’espoli anual.

Es venen per 1.450 milions. que NO vindran per llei. Fan el ridícul mantenint un govern a canvi de 3 hospitals (22.06.11); mentrestant els bascos (en el seu estricte dret) escuren fins el paroxisme la cassola de tots. No els hi retrec. Saben jugar a poker, i aposten fort. No com d’altres.

Sabent d’ón vinc; assumint qui soc. Ja no és un “vot valent”. Es un decissió meditada llargament. M’implico, des de ja mateix. No m’agafa prou jove com per aspirar a grans fites personals; però no m’agafa tant gran com per no poder col·laborar en la construcció real, seriosa, pas a pas, decidida, del meu país. Del meu futur Estat propi, que tal vegada no veuré fet realitat, però n’estic segur que el meu fill sí. Prou collonades “amb il·lusió”. Prou “sentit d’estat”. L’estat que em preocupa és el meu, no el d’ells.

Som una nació? Sí o No? Doncs vinga, que cadascú es retrati, si vol, i fem càs a qui deia que una crisi genera noves i bones oportunitats. I Catalunya les té ara.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario